Project Description

INESTABILIDAD 

La articulación del codo está formada en realidad por tres articulaciones: radiohumeral, cubitohumeral y radiocubital proximal. En la estabilidad del mismo contribuyen tres tipos de estructuras, las superficies articulares, las estructuras musculotendinosas y capsuloligamentosas. Las lesiones que se producen en estas estructuras tras fracturas, luxaciones, traumatismos de repetición, etc, dan lugar a la inestabilidad en el mismo.

La luxación aguda de codo es la segunda en frecuencia tras el hombro y suelen ocurrir tras caídas con el codo semiextendido. La evolución de una luxación simple generalmente es bueno, siendo la pérdida de extensión la complicación más frecuente.

La inestabilidad crónica suele deberse al tratamiento inadecuado de una lesión aguda o por traumatismos repetitivos en el mismo. Se debe de tener en cuenta la dirección de la inestabilidad, la articulación afectada y el grado de desplazamiento. El tratamiento en la mayoría de estos estos casos suele ser quirúrgico con la reconstrucción de las estructuras lesionadas.

EPICONDILALGIA LATERAL

 Se trata de una patología frecuente en jugadores de tenis, padel y personas que realizan trabajos manuales. El tipo más frecuente es el “codo de tenista” tendinoso, que afecta a los tendones de los músculos epicondíleos (Segundo radial y extensor común de los dedos), cursa con dolor en la zona lateral del codo y en ocasiones asocia impotencia funcional. El diagnóstico es fundamentalmente clínico siendo la ecografía, hoy en día, una técnica diagnóstico-terapéutica muy utilizada. El tratamiento conservador obtiene buenos resultados en la mayoría de casos, utilizando el tratamiento quirúrgico en escasa ocasiones.

ROTURA TENDÓN DISTAL DEL BICEPS

La rotura del tendón distal del bíceps es una lesión que se da frecuentemente en varones de edad media que sufren un movimiento de extensión forzada con el codo flexionado, generalmente en supinación. Los fumadores y deportistas que consumen anabolizantes tienen un riesgo aumentado de sufrir esta lesión.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, confirmando la misma con la ayuda de la ecografía o resonancia magnética.

La mayoría de los deportistas requieren una reparación quirúrgica de la lesión.

EPICONDILALGIA MEDIAL

Se trata de una tendinopatía que afecta a la inserción proximal del grupo muscular flexo-pronador del antebrazo. Su causa más frecuente se debe a una sobrecarga mecánica repetitivas de la musculatura en el ámbito laboral o deportivo “codo de golf”. El diagnóstico es fundamentalmente clínico, siendo necesario evaluar en todos los casos el nervio cubital debido a su frecuente comorbilidad.

La mayoría de pacientes mejoran de forma espontánea sin precisar técnicas invasivas. El tratamiento quirúrgico está indicado cuando fracasa el tratamiento conservador durante al menos 6 meses, acortándose a 2-4 meses en atletas y pacientes en ambientes laborales.

RIGIDEZ DE CODO

El rango de movilidad para desempeñar las actividades que realizamos a diario se encuentra entre 30º-130º de flexoextensión y unos 50º de pronosupinación. Una pérdida de movilidad puede ser causa de diferentes factores como son las fracturas, inestabilidades, artrosis primaria, etc.

La rehabilitación es la primera opción de tratamiento para aumentar el rango articular. En ausencia de mejoría debemos de plantear la mejor opción quirúrgica en función de la limitación funcional y la demanda que presente el paciente, entre las que se encuentran la liberación artroscópica, la cirugía de liberación abierta y las diferentes artroplastias.

SÍNDROME DE COMPRESIÓN CUBITAL

Se trata de la segunda neuropatía más frecuente en el miembro superior, siendo su localización más frecuente en el canal epitrocleoolecraniano. El diagnóstico es clínico, apoyándonos en  pruebas electrofisiológicas para localizar el nivel de compresión y la gravedad del cuadro.

Utilizamos el tratamiento conservador cuando los síntomas son leves y la velocidad de conducción nerviosa está conservada. Sin embargo, cuando no existe mejoría con las medidas no invasivas, aparece sintomatología avanzada o disminuye la velocidad de conducción, se opta por un tratamiento quirúrgico.

Entradas recientes

Especialidades

Datos de contacto

  • 902 121 001 - 951 011 150

  • CHIP - Complejo Hospitalario Integral Privado
    Av. de Carlos Haya, 121
    29010 Málaga, España